Recomendaciones de instalación y mantenimiento de acero

Recomendaciones de instalación y mantenimiento de acero

Los productos que GRUPO ARLAM comercializa, son marcas que nos ofrecen el respaldo de los más estrictos controles de calidad, con el objeto de garantizar en todo momento que cumplan con las especificaciones requeridas. Por ello y para conservar su excelente calidad es conveniente considerar las siguientes recomendaciones generales:

  • Cuidar que en las plataformas de las unidades no haya agujeros, con el objeto de no permitir la entrada de agua.
  • Proteger con lonas impermeables durante el transporte, mismas que no deben tener contacto directo con la lámina.
  • No transportar junto con cemento, yeso, solventes líquidos, detergentes y otros productos que son agresivos para la lámina.
  • Solicitar el producto con las especificaciones adecuadas ya que cada mercado tiene especificaciones especiales.
  • Utilizar los materiales como se recomiendan para conservar la garantía.
  • Al descargar, evitar el contacto con la plataforma del vehículo, para no golpearla o rayarla. Utilizando el número de personas adecuado para disminuir el grado de riesgo.
  • Para el almacenaje recomendamos, proteger con un techo, en un lugar seco y ventilado, sobre tarimas o barrotes, nunca directamente sobre el piso.
  • Al apilar, utilice barrotes con separación mínima de un metro. Deje espacios para la circulación del aire. En caso de utilizar lonas, estas deben ser impermeables y dejar un espacio libre en los extremos para permitir la entrada y salida de aire.
  • Al instalar, se recomienda que las hojas no tengan fricción entre ellas, para evitar raspones que dañen el recubrimiento y repercutan en la vida esperada de la misma. Después de perforar las hojas para su fijación, es necesario limpiar la rebaba que se genera, para evitar que la corrosión ataque por ahí. Ulitice zapatos con suela de goma para no dañar los productos.
  • Al concluir la instalación, verifique que la cubierta quede limpia, libre de objetos que puedan dañar el recubrimiento, evite el tránsito sobre la cubierta. En caso de de muros y fachadas, evite golpes y rayones.
  • Respecto al mantenimiento, es recomendable limpiar la cubierta cada seis meses.
  • Cualquier aclaración consulte a nuestros asesores comerciales, que tendrán mucho gusto en atenderle.